Ses Salines 42 – PDV 60

Intenso partido que, por primera vez en la temporada, no se decidió hasta el último cuarto. Nuestras chicas deben mejorar su concentración e intensidad durante todo el partido, ya que tienen demasiados altibajos. Además durante todo el partido se fallaron muchos tiros “fáciles” que no nos permitieron romper el partido en ningún momento.

En el primer cuarto, en ataque conseguimos puntos de contraataque, pero nos costó el juego estático. Aunque llevamos la iniciativa, perdimos muchos balones que les permitió anotar canastas fáciles, sobre todo al final del cuarto, desperdiciando así la diferencia conseguida.

El segundo cuarto fue el mejor del partido, jugando con agresividad y ritmo junto a una buena defensa (4-24).

El tercer cuarto fue otra historia: en vez de salir a romper, nuestras chicas se relajaron y dejaron crecer al equipo rival, que lo aprovechó y se metió en partido. En ataque dejamos de circular el balón, abusando del bote pero sin jugar agresivas al aro; las jugadoras sin balón no se movían para facilitar la circulación; los tiros eran precipitados y poco precisos… En total 6 puntos en todo el cuarto. Por suerte, en defensa aguantamos mejor que en otras ocasiones los 1×1, aunque aun nos falta que el lado débil esté mas pendiente de las ayudas.

En el último cuarto, no sin nerviosismo al vernos en una situación poco habitual, conseguimos hacernos con el ritmo del partido. Nuestras jugadoras, más frescas que nuestras rivales, circularon más rápido el balón ante los 2×1 defensivos y encontraron la superioridad en el juego interior, lo que nos volvió a dar puntos en ataque. Aunque en defensa no cerramos el rebote y concedimos muchos puntos de segundas opciones, volvimos a encontrar el ritmo para conseguir la victoria en un duro partido.

Esperemos haber aprendido la lección, ya que hay que seguir trabajando sin relajarse porque nuestros rivales no nos van a permitir hacerlo.