Viernes: Bahía San Agustín 52 – Space PDV 43

Sábado: Space PDV 43 – Sant Josep 56

Domingo: Jovent Alaior 53 – Space PDV 59

 

Empezó el campeonato y se iban dilucidando todas las dudas que habían aparecido por nuestras mentes, aunque no fuimos capaces de ganar en el primer partido ya vimos que el equipo si era capaz de competir, a falta de poco más de 2 minutos para acabar el resultado era de un punto abajo, vimos también que se nos escaparon en el marcador por errores posiblemente cometidos por la falta de competición en estos últimos meses y algunas decisiones precipitadas que hicieron que al final la diferencia fuese la mayor del partido, nos fuimos cabreados con nosotros mismos por saber que estamos a la altura y que por detalles el resultado no reflejaba lo que había ocurrido durante el encuentro, en ese momento la pregunta era como el grupo asimilaría esa derrota y afrontaría el segundo partido en el que todo era posible todavía.

Llegamos a la pista el sábado con toda la ilusión pero heridos por la derrota del día anterior, empezamos mal, con prisas, ya que sabíamos que si queríamos optar al campeonato debíamos ganar por una diferencia importante y eso nos perjudicó, las heridas del día anterior no se habían cerrado y hubo quién con muy mala intención quiso rematarnos, pensaron que echando al entrenador mataban al animal herido, pero no fue así el entrenador es una pequeña parte insignificante de ese animal, que herido pero no muerto se revolvió y decidió que si moría lo iba a hacer luchando hasta el final, consiguió remontar los 19 puntos de desventaja e igualar el partido y luchar por la victoria hasta los últimos minutos donde otra vez por el cansancio y por decisiones erróneas algunas por nuestra parte y otras………… perdimos.

Estábamos muy cabreados, esta vez no con nosotros pero al rato de acabar el partido todas las jugadoras se fueron dando cuenta de lo que habían sido capaces de hacer, todos y cada uno de los miembros de la expedición se sentían orgullosos de ese equipo, vieron como se tiraban a por todos los balones como lucharon contra todo y lo hicieron como un EQUIPO y yo como entrenador que pude vivirlo y siendo parco en palabras solo puedo decir esto, MARAVILLOSO, IMPRESIONANTE, y GRACIAS, gracias a todos por que ese partido queda archivado en la carpeta de “momentos inolvidables” por que esos momentos son los que te hacen pensar que vale la pena estar ahí y haber soportado tantas y tantas cosas.

Por último, el domingo sabía que el equipo estaba literalmente reventado el desgaste físico y mental del día anterior iba a pasarnos factura con toda seguridad pero otra vez ellas me dieron la sorpresa y aunque en un mal partido, posiblemente el peor de los tres, conseguimos la victoria, a vosotras jugadoras tenéis un carácter ganador que seguro que os hará triunfar como personas no cambiéis nunca (tu tampoco PE) y como ya damos por finalizada la temporada oficial, daros las gracias por toda la temporada a todas, a las de 2º año deseáros lo mejor tanto a nivel deportivo como personal, un agradecimiento especial a MR que han sido 4 años juntos y muchas experiencias, y a las de 1º año espero veros a todas el año que viene jugando y demostrando lo que sois, grandes jugadoras y mejores personas (incluidas Lorena y Nayra que este año no habéis podido por culpa de algún, ejem ejem), y a las cadetes desearles muchísima suerte en el campeonato de Baleares dentro de unos días y agradeceros también ese doble esfuerzo que hacéis (Lidia cuida tus modales, jajaja) y como no agradecer a los papás y mamás, a Alberto y Victor (2 cracks) y todo el PDV. Gracias. Mención especial a DELI y SERGIO impagable la labor que hacen en el día a día y no digamos ya el trabajazo extra del sábado, el equipo no sería lo mismo sin vosotros. FIN de la novela (siento el coñazo) NOS VEMOS EN EL TORNEO