Las aspiraciones del PDV/ Portus por recuperar el prestigio perdido marchan por la senda prevista tras la disputa de las dos primeras jornadas de la Liga Balear de Primera División Femenina. El representante de Santa Eulària ha despachado sus dos primeros compromisos por la vía rápida. El primero ante el sa Cimentera Campos la víspera de Nochebuena (66-49) y el segundo el pasado domingo frente al Instalux La Salle (45-94). Resultados que le sitúan al frente de una competición que componen 12 equipos y cuyo vencedor dará el salto a la segunda máxima categoría del baloncesto femenino nacional.

Para el técnico de las ibicencas, el ilustre Jordi Fernández -ex de equipos como Ros Casares o Perfumerías Avenida-, queda mucho camino por recorrer y un amplio margen de mejora. «Está bien lo que hemos hecho hasta ahora, pero aún no estamos bien, ni mucho menos. No estamos ni al 60 por ciento de como debemos estar», sostiene el catalán, que considera el choque ante su próximo rival, el CTEIB, como el primer test serio para calibrar el potencial del PDV (el domingo a las 12,15 horas en Quartó de Portmany): «Es el primer partido importante, contra el equipo que más horas entrena. Son chicas jóvenes, con calidad y altura. Ganaron casi de 30 puntos el último partido [71-47 ante el Alcúdia] y será uno de los rivales con los que nos jugaremos estar arriba».

Ultima Hora