No hay quien pueda con el PDV Portus-Frufor. El equipo entrenado por Jordi Fernández logró ayer la quinta victoria consecutiva y sigue sin perder esta temporada. Esta vez batió al Sant Josep Obrer por 72-52, en un partido en el que las ibicencas mostraron dos caras muy distintas. En los dos primeros cuartos se dejaron dominar por el rival, mientras que en los dos siguientes ajustaron su defensa, mostraron una actitud muy diferente, y acabaron sentenciando el choque a su favor.

Desde los primeros minutos las mallorquinas se mostraron más sólidas que las locales, lo que les permitió mandar en el marcador con ventajas cómodas. El primer cuarto se resolvió por un apretado 15-19.

Cambio radical
En el segundo acto el PDV siguió evidenciando problemas defensivos, pero a pesar de todo se fue al descanso muy cerca en el electrónico.
En el vestuario Fernández arengó a sus chicas, que salieron como motos. Secaron a su rival (al que dejaron en 8 puntos) y fueron un ciclón en ataque (sumaron 21). Ya le habían dado la vuelta al partido (53-43).
En el último periodo, las de Santa Eulària, que llevaban una clara inercia ganadora, eran imparables. De haber estado más acertadas en el tiro, su victoria habría sido mucho más abultada.

diariodeibiza