La Liga 2014-15 de Primera División femenina de baloncesto tendrá 14 equipos, tres más que la temporada pasada, lo que unido a que se jugará una fase de ascenso a la Liga Femenina 2 cuando acaba la competición liguera balear, hace que la fase regular tenga que empezar el próximo fin de semana, dos meses antes que la última campaña, que se inició a mediados de diciembre.

La inscripción de tres nuevos clubes, contemplada oficialmente en las normas específicas de la Federació de Bàsquet de les Illes Balears, ha condicionado y acelerado la planificación del PDV, al que se le comunicó el 10 de septiembre que la Liga sería más amplia, cuando se le hizo llegar el calendario ya redactado con 14 equipos, pero nadie le avisó del sorteo o de la nueva confección de la competición.

La ampliación de equipos también afecta al presupuesto del Puig d´en Valls, que tendrá ahora más desplazamientos y, por lo tanto, más gastos.

«Ha sido una sorpresa. En el club estábamos convencidos de que la Liga sería como la temporada pasada. Nadie nos informó de la ampliación de equipos y la consiguiente modificación de las fechas de competición. Nos hemos enterado cuando nos han hecho llegar el calendario ya sorteado. Creo que nos tendrían que haber avisado antes para que pudiéramos hacer nuestra planificación», declaró ayer Víctor Torres, secretario de la entidad santaeulaliense.

Los nuevos equipos que jugarán la temporada que empieza este próximo sábado la Primera División femenina son el CB Binissalem, Sa Indioteria, Viubasquet Bunyola, Son Servera y Jovent Global Menorca, mientras que han causado baja el Instalux La Salle y Zona 5 Manacor.

En vista de los cambios que se han producido en la competición, el Puig d´en Valls empezó a entrenar a mediados de septiembre, por lo que afrontará el primer partido de Liga con muy pocos entrenamientos, ya que muchas de las jugadoras todavía están trabajando y no han podido asistir a todas las sesiones preparatorias. De hecho, hay varias chicas que solo han entrenado una par de horas bajo las órdenes del técnico Jordi Fernández, que seguirá siendo el máximo responsable del PDV.

Además, varias jugadoras han abandonado el club y no se han hecho nuevos fichajes, por lo que tendrán que jugar varias júniors, igual de desentrenadas que sus compañeras séniors.

El conjunto ibicenco debutará en la Liga jugando contra el Puertas Doménech (Club Baloncesto Imprenta Bahía) el próximo domingo a las 11 de la mañana en el pabellón de Es Quartó, en Sant Antoni.

Fuente: diariodeibiza.es