El Vip Autocentro PDV/Portus, comandado por sus jugadoras más jóvenes, arrolló ayer a Sa Indiotera (76-40) en el pabellón Quartó de Portmany de Sant Antoni. Las ibicencas consiguieron cerrar con facilidad un partido en el que eran favoritas y lo hicieron dando descanso a Sabina Burguera, y en el que la mayoría de las titulares acumularon pocos minutos.

La confirmación vino por la vía rápida. Ante un oponente con pocos recursos en ataque, las jugadoras que dirige Jordi Fernández sentenciaron el choque ya en el primer cuarto con un incontestable parcial de 25-6. Además, pese a bajar el pistón en el siguiente, continuaron aumentando la ventaja y cerraron la primera parte con 21 puntos de ventaja.

Pero ni se le pasó por la cabeza a la escuadra santaeulaliense quitar el pie del acelerador y sentenció el encuentro con una facilidad incontestable. Con Burguera fuera de la convocatoria, Raquel Rivera fue la encargada de llevar el peso en ataque (19 puntos).

«Hemos aprovechado para que la gente se recuperara y para dar una oportunidad a las juveniles y cadetes. Llevan una progresión muy buena y cada día anotan más», destacó el preparador catalán Jordi Fernández, que añadió que serán de gran ayuda en futuros compromisos: «Me estoy asegurando de que cuando las tenga que utilizar contra rivales más difíciles nos sean de utilidad».

El PDV, que sigue sin conocer la derrota en la Primera Balear femenina tras seis jornadas, viajará el próximo domingo a la cancha del Viubasket (12.30 horas).

 

diariodeibiza